diciembre 11, 2006

El camino de los ingleses

Últimamente, a lo tonto a lo tonto... no paro de ir al cine. Y, además, en lo que va de año la mayoría (o una gran parte) son españolas. Debo ser la excepción a la regla que confirma que cada vez los españoles vamos menos al cine, y que vemos menos películas españolas. Pero en fín, amos a lo que amos.

Ayer fuí a ver El camino de los ingleses con Jo, mi amiga americana. Yo sabía muy poco sobre la historia, y Jo aún menos. Pero bueno, entramos en una sala donde la media de edad era superior a los 60 años y nos sentamos a que el señor Antonio Banderas nos contara la historia de un grupo de amigos durante la transición.

Y la conclusión es... que no hay una trama lineal, sino que más bien te van enseñando fragmentos de la vida de estos chicos, sus ambiciones, sus sueños, sus penas y sus miserias. Visualmente es muy atractiva (Banderas se permite jugar con las imágenes, supongo que aprovechando el factor de que el protagonista quiere ser poeta, Banderas intenta ser "poeta" con la imagen). Una buena idea, que bastante gente ha criticado, pero que a mi me parece acertada.

Como digo, la historia de los chicos es lo que puede costar, porque no se cierra a una trama lineal, aunque no sé como ocurría en el libro... tendremos que preguntárselo al escritor y ver su opinión sobre la peli. Aún así, es una película interesante de ver, así que aprovechad.

P.S.: Últimamente he descubierto blogs de guionistas profesionales y demás gente del mundo del cine. Me alegra poder leer lo que ellos piensan desde dentro del mundo en el cual intento trabajar. Siempre es interesante aprender de gente que ya lucha por conseguir que sus historias lleguen a la gran pantalla (sé lo difícil que es ser guionista... tengo amigos que han estudiado para ello y están asustados a más no poder).

2 comentarios:

GRITOS EN EL CINE MUDO dijo...

es asombroso que hubiera tanta gente mayor en el cine y ello se debe al nombre de Anchonio (sí, anchonio) y la brutal promoción en los programas de subdesarrollados tipo Mª Teresa Campos y Ana Rosa

Larita dijo...

Es decir, una vez mas el fallo en el cine español es el guión.
Ayy a ver cuando me contratan!